HISTORIA

En Cristalería JUMA iniciamos nuestra actividad hace más de 37 años, en un entorno donde el esfuerzo y la ilusión fueron la base para crear la empresa que hoy somos. Haber marcado desde el principio los valores de competencia, sacrificio y honestidad, nos ha llevado a crecer y convertirnos en una empresa referente en Caravaca de la Cruz y en las zonas geográficas cercanas.

Contamos con una plantilla de operarios especializada en las distintas actividades que realizamos, siendo este equipo humano la razón primordial de nuestro éxito.

Algunas de nuestras especialidades son la colocación y reposición de biselados, mateados, Climalit, Stadip de seguridad simple y antibata, herrajes para puertas templadas, vidrio templados, mamparas de baño templadas y murales de espejos. Nos encargamos del mantenimiento de empresas de distintos sectores, comunidades de vecinos, fincas y particulares.

La motivación fundamental de nuestra empresa es la de dar a nuestros clientes el mejor servicio y la máxima calidad, Para ello, tenemos implantado un protocolo de atención al cliente, que denominamos R.E.C.; estas siglas hacen referencia a las características del servicio que prestamos a nuestros clientes: un servicio Rápido, Eficaz y de Calidad.

Además, contamos con un servicio de atención 24 horas y tenemos un compromiso de asistencia al cliente de un máximo de 6 horas para reparaciones comunes, con el que cumplimos las expectativas de nuestros clientes.

¿QUÉ DICEN LOS CLIENTES?

El gerente de Juma, José, me instaló las escaleras para mi oficina hace unos meses. Cuando vienen los clientes siempre me preguntan quién me las ha puesto, porque están perfectas y dan un toque muy elegante.

Jorge Martínez Peñas

Tengo en alquiler varios pisos y los inquilinos me han llamado a veces porque habían roto el cristal de la ventana. Desde Juma lo han arreglado en solo unas horas, y eso que tenían que desplazarse hasta Murcia.

Javier López Sánchez

Necesitaba un espejo en el baño y me lo pusieron con rapidez y a un precio muy competitivo. Destacaría la amabilidad con la que me trataron.

Pau Marín